Canicas en los bolsillos es un trabajo que está formado por cuatro vídeos.

El primero, titulado “Despierta” es una toma de conciencia de la necesidad de un cambio profundo por parte del individuo que se cuestiona a sí mismo dentro de su contexto, es un despertar, el primer despertar de este proceso en el que se verá envuelto, donde su voz es el elemento fundamental que le marca la muerte de ese yo inservible. Los otros tres vídeos nos llevarán al segundo y definitivo despertar.

Canicas en los bolsillos es un camino de vuelta hacia la nada, es la muerte del gusano de seda para poder conseguir la transformación, Nadie le garantiza que será mariposa, que sobrevivirá, sin embargo es un proceso de deconstrucción, debe cuestionarse todo lo que no le vale para continuar, debe descartar lo que le ha conducido a este presente equivocado donde no se halla. Pasa ante sus ojos lo que no quiere repetir, las heridas, la exigencia de la perfección, el azar o la suerte contrapuestos a un destino marcado en el cielo. Pasa ante sus ojos el esfuerzo de un norte perdido que ha marcado otras prioridades, las prioridades como lugar común de una sociedad, no del individuo y sus deseos. No hay mensaje en esa botella que el náufrago tira al mar, no hay rescate posible, porque lo que hace aguas es el soporte interno del protagonista, sus bases más íntimas. Esta metamorfosis nos lleva a lo rotagonista, sus bases macite posible, porque lo que hace aguas es el soporte interno del protagonista, sus bases maciprimario, a lo elemental, nos deja frente a la nada, con los bolsillos llenos de canicas, en representación de un nuevo nacimiento, de una nueva infancia que despierta.

Escribir comentario

Comentarios: 0