Lo que dejamos. La vida excepcional. La vida cotidiana. Repeticiones. Esperas. Un momento. Te veo pasar y después todo. Repeticiones. Puntos de vista. Esperas. Estados de ánimo. Un siglo. Partir de nuevo. Llegar. Permanecer y después nada. Buscar. Te miro. Estados de ánimo. Estampaciones. La luz. ¿Desde dónde se siente? Corro. Llueve. Me hago invisible. No puedo olvidar. Me quedo al marcharme. Personas. Frío. Gestos. Olores o sonidos. La vida cotidiana. Repeticiones. Esperas. Un momento. Te veo llegar y después, siempre.

Llamadas de año en año, en fecha fija. Miro por dónde voy, dónde me encuentro. Te has equivocado, disculpo las molestias, nadie es el mismo. Disculpo las molestias y miro al suelo. Otros pasos conmigo. Dices felicidad y te repites. No puedo hablarte desde aquí.

Ignoro lo que vives, los lugares comunes, las frases hechas, las fechas fijas. No puedo hablarte. No sabes quién soy. La vida cotidiana, la vida excepcional, los momentos, la espera.

Me hago invisible. Te olvido. Me marcho al quedarme y después nada. Te miro. No hay luz, sólo farolas. Estampaciones. Frío. Olores o sonidos. Miro al suelo. Otros pasos conmigo. Disculpo las molestias y después todo.

Ropa vacía como un cuerpo desnudo. Ventanas. Pudor. Lo que soy. Lo mismo tú. Tenderte.

Tocar la inversión de tu cuerpo, las huellas, las medidas. Construir del vacío otro cuerpo desnudo. Lo excepcional, amar la vida cotidiana. Se repiten las noches. La camisa desplomada contra el suelo. No culpas ya a la urgencia. Las noches se repiten tirando lo que sobra, agarrando los cambios de tu cuerpo. Estampaciones. Sonidos o sabores. Miro al suelo.

Te busco entre el desorden cotidiano. Espera. Te veo dormir y después todo. Me quedo al marcharme. Un momento. Un segundo y regreso. Me hago invisible. No quiero olvidar. Lo que soy. Lo mismo tú. Ropa vacía, como un cuerpo desnudo.

Te muestro lo que sé. Aprendo todo. Tus ojos y mis ojos. Puntos de vista. Permanecer llegando. Comenzar siempre. Te miro. Me pides simetría. Pones palabras. Estados de ánimo.

Casas rotas. Extranjeros los dos en hoteles perdidos. Sincronizar relojes. ¿Desde dónde te siento? Pregunta tu inocencia a quemarropa. De mayor como tú. Disparando momentos. Espera. La vida excepcional. Kilómetros que pasan, que no pesan. Me quedo. Contigo no me marcho. Rotundidad. La luz. Tus manos la producen. Te miro. Estampaciones. La vida cotidiana. Otros pasos conmigo. Me haces visible. Recordamos. Lugares comunes. Frases hechas. Fechas fijas. Lo que eres. Lo mismo yo. Te veo a mi lado y después, siempre. 

Escribir comentario

Comentarios: 0